Te explicamos el euríbor.

¿Cómo afecta el euríbor a tu hipoteca?

El euríbor determina el interés que pagan quienes tienen una hipoteca variable. Pero ¿sabes qué es exactamente y cómo funciona? A continuación, te lo explicamos.

El euríbor es el tipo de interés que se cobran los bancos europeos por prestarse dinero entre ellos. Su nivel depende del precio oficial del dinero que establece el Banco Central Europeo (BCE) y varía cada día, aunque las entidades financieras para sus cálculos usan como referencia la media mensual.

El euríbor incide especialmente en las hipotecas variables. En España, lo habitual es que las entidades financieras actualicen este indicador una vez al año. Es decir, si firmaste una hipoteca en enero de 2021 –referenciada al euríbor de diciembre de 2020-, tu préstamo volverá a actualizarse en enero de 2022 con el valor medio al que el euríbor a 12 meses cierre en diciembre de 2021. 

Concretamente el mecanismo que utilizan las hipotecas variables para calcular su interés es el siguiente: suman el euríbor más un diferencial, que es un porcentaje que nunca cambia y que corresponde al beneficio que obtiene el banco por prestar el dinero. A modo de ejemplo, si cuando firmamos una hipoteca el euríbor está al 3% y el diferencial está al 1%, el interés que se aplica será del 4%. Si al cabo de un año, cuando se revisa la hipoteca, el euríbor ha bajado al 2% y le sumamos el 1% de diferencial, el tipo de interés que se aplicará al préstamo será del 3%. Por tanto, cuanto más bajo esté el euríbor, menor será el interés que el cliente deberás pagar por tu hipoteca. 

La evolución del euríbor, en nuestro país, ha ido a la baja desde 2016. Es por ello que muchas familias, en los últimos años, han visto como las cuotas de sus préstamos hipotecarios se reducían. 

¿Se mantendrá esta tendencia negativa del euríbor?

Tras haber experimentado en el último año seis meses consecutivos de mínimos históricos, el euríbor repuntó en febrero y sumó cuatro meses de ligeros ascensos para volver a descender después. Según los expertos, se trata de variaciones casi imperceptibles y no pronostican que haya grandes cambios en la cotización del euríbor a corto y medio plazo. Esta es una buena noticia para las familias que tienen una hipoteca variable y también para aquellas personas que se plantean solicitar un préstamo hipotecario. 

No obstante, siempre hay clientes a quienes no les gusta asumir riesgos, y que temen que una subida repentina del euríbor les pueda encarecer la hipoteca. Para ellos el mercado financiero pone a su disposición las hipotecas fijas en las cuales tanto el tipo de interés como la cuota mensual a pagar son iguales durante toda la vida del préstamo, y el euríbor no interviene para nada. En este momento existen ofertas de tipo de interés fijo también muy interesantes.

Deja un comentario