Hipotecas digitales: cómo ahorrarse hasta 40.000 euros en intereses

Los clientes que ya no acuden a la entidad financiera ahorran tiempo, gestiones y pueden alcanzar una importante rebaja en el coste total del préstamo usando la nueva tecnología hipotecaria.

SANDRA LÓPEZ LETÓN
Madrid – 23 NOV 2019 – 08:46 CET

En lo que cualquiera tarda en hacer la compra en un supermercado a través de Internet, se
puede contratar una hipoteca online. Los consumidores españoles, más que
acostumbrados ya a las gestiones a distancia, empiezan a perder el miedo a esta nueva
forma de elegir y suscribir una hipoteca. Ahorran tiempo, esfuerzo y dinero. Esta confianza
es un buen empujón para el mercado de las hipotech o tecnología hipotecaria, en pleno
crecimiento en España.

Hace tan solo uno o dos años, la idea de contratar online un producto tan complejo como
una hipoteca era simplemente marciana. Nada podía ser mejor que el banco de toda la vida
y el gestor de carne y hueso. Pero algo ha cambiado. Cerca del 45% de los consumidores
dicen estar dispuestos a contratar su hipoteca íntegramente a través de Internet, un
porcentaje que sube en más de 10 puntos respecto al año pasado, según un estudio del
comparador financiero HelpMyCash. “La gestión a distancia parece haber ganado un buen
número de adeptos en los últimos 12 meses”, apuntan. Además, la personalización
convencería a un tercio de los reticentes.

Al giro de timón ha ayudado la eclosión de nuevas fintech, volcadas en el negocio de las
hipotecas a distancia. “Contabilizamos 10 empresas que ofrecen tecnología hipotecaria y la
mayoría, más del 70%, se han fundado en 2018 o 2019. Solo se encuentran en Madrid y
Barcelona, el tamaño medio es de 10 empleados y se concentran en el ámbito residencial”,
según datos del Mapa Proptech de Savills Aguirre Newman. Todas las compañías están en
fase de crecimiento y cerrando rondas de financiación.

Estas firmas son brokers hipotecarios online que intermedian entre las entidades financieras y el cliente, al que acompañan a distancia en todo el proceso de comparación, elección, negociación y contratación, simplificando y centralizando todos los trámites. Son mucho más que los comparadores de hipotecas. “Nuestro trabajo es encontrar las mejores ofertas del mercado, ya que el ahorro en intereses entre la mejor y la peor hipoteca (de 200.000 euros a 30 años) es de 30.000 a 40.000 euros”, comenta Juan Ferrer, cofundador de Hipoo. Garantizan menos papeleo, ningún desplazamiento —salvo para ir al notario a firmar la escritura del préstamo—, un gestor personal, y ofertas personalizadas de inmediato en el ordenador, la tableta o el móvil. El proceso es gratuito para el cliente, ya que los bancos son los que pagan una comisión que suele estar entre el 0,5% y el 1%.

 

Algunos nombres son Hipoo, Helloteca, Trioteca, Finteca o Prohipotecas. Estas compañías
firman acuerdos comerciales con las principales entidades financieras, lo que les está
convirtiendo en grandes aliados. El último movimiento lo ha protagonizado iAhorro y
Bankia, por el que la plataforma ofrece las hipotecas del banco. “En los últimos meses
hemos notado un aumento del número de personas que se interesan por la contratación de
hipotecas de forma online”, señala Simone Colombell, director de Hipotecas de
iAhorro.com. El 40% de los ciudadanos se acercan a estas plataformas, añade.
La tecnología es su mejor baza. “Un bot dotado de inteligencia artificial escanea múltiples
prestamistas bancarios, verifica los datos del usuario y analiza sus particularidades para
determinar si puede adquirir la vivienda y en qué condiciones”, comentan en Hipoo, que
opera desde 2018. “Más de 2.800 personas han probado esta nueva forma de contratar
una hipoteca”, apunta Ferrer. Su cliente ronda los 38 años, pide hipotecas de cerca de
250.000 euros en Madrid, Barcelona y Valencia y tiene un salario neto mensual de más de
2.500 euros.
Esta fintech acaba de dar un paso más, creando el primer marketplace hipotecario que
permite adaptar las ofertas para que los clientes puedan jugar con las vinculaciones —
seguro de vida, de hogar, plan de protección de pagos…— y comprobar en directo el
impacto sobre el TIN, la cuota, los intereses y la TAE. “Los usuarios pueden construir una
hipoteca totalmente adaptada a sus necesidades y preferencias”, dice Ferrer.

Las nuevas tecnologías y los cambios de hábitos de los consumidores están influyendo en
la transformación digital del sector financiero, como ya ha ocurrido en otros negocios
(inmobiliario, mensajería de cercanía, taxi, licencias VTC…). “Ofrecerá muchas más

oportunidades cuando la formalización de las hipotecas sea totalmente digital”, afirma
Juan Pablo Caturini, cofundador y consejero delegado de Helloteca. Esta firma se estrenó
en 2018. “Mejoramos la productividad y eficiencia de los procesos, realizamos un
prescoring genérico que nos permite dar opciones de varios bancos en una sola operación y
gestionar en nuestra plataforma toda la documentación”, apunta. El 45% de sus usuarios
termina contratando alguna de sus propuestas. El cliente tipo ingresa 1.750 euros al mes y
pide una hipoteca media de 149.289 euros. “Los residentes en Madrid y Cataluña son los
que más apuestan por las hipotecas online, y el uso del móvil supera al del ordenador de
mesa para realizar las gestiones”, añade Caturini.