Conocer la evolución y los factores que conforman el euríbor es clave

Qué es el Euríbor: ¿cómo nos afecta y cómo se calcula?

Si tienes una hipoteca con un interés variable, es muy posible que te hayas visto tentado más de una vez en hacer algún rito espiritual frente al espejo o ante un conjunto de velas, colocadas sobre una mesa de madera, con la idea de repetir varias veces en voz alta y con un tono de ultratumba: “Euríbor, Euríbor redúceme la cuota de mi hipoteca”. Y es que, seguramente, el Euríbor hipotecario es, dentro del sector de las hipotecas, el concepto más conocido y escuchado. Pero, ¿conoces realmente su funcionamiento, importancia y que es?

¿Qué es el Euríbor? 

European Interbank Offered Rate (Tipo Europeo de Oferta Interbancaria) este es lo que se esconde tras la idea de Euríbor. Un conjunto de palabras que pueden parecer, a primera vista, complejas y alejadas del lenguaje común de los mortales. En verdad, no hace falta ser un reputado académico especializado en economía para entender que se refiere al valor fijado entre bancos a la hora de prestarse dinero entre sí, lo que se conoce como el mercado interbancario. Un escenario, en el que por la cesión de esa cantidad económica se acuerda un porcentaje de interés que se aplica sobre el préstamo. 

El precio que establecen los bancos determina el interés de tu hipoteca. En caso de ser un tipo variable, deberás estar pendiente de cómo vaya evolucionando su valor y si es un tipo de interés fijo, únicamente, tendrás que estar atento en el momento de la firma para saber cuál es el valor del Euríbor en ese momento, ya que será el mismo durante todo el tramo de vida de la hipoteca. 

Tipos de Euríbor 

Es un indicador económico que se utiliza para actualizar el valor del tipo de interés de las hipotecas a tipo variable y, aunque, en la mayoría de los casos, se utiliza una media anual, existen diferentes tipos de Euríbor en función de la periodicidad en que se realiza la revisión.

  • Diario
  • 1 semana
  • 2 semanas
  • 1 mes
  • 2 meses
  • 3 meses
  • 6 meses
  • 12 meses

¿Cómo se calcula el Euríbor? 

Tradicionalmente, el Euríbor se ha calculado tomando como referencia la media de los tipos de interés acordados por las principales entidades de la eurozona, que aplicaron en la jornada anterior, siendo el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI) el encargado de realizar el cálculo. Se obtiene un promedio al eliminar el 15% de las operaciones con tipos de interés más altos y el 15% de las transacciones con tipos de interés más bajos. El producto resultante (el 70% de las operaciones restantes) se redondea al número de tres decimales más próximo al valor promedio, obteniendo así el valor del euríbor. 

Este cálculo se realiza diariamente y aunque, se aplica la misma metodología, se formulan diferentes plazos de vencimiento: una semana, un mes, tres meses, seis meses o 12 meses con el fin de obtener los diferentes tipos de Euríbor. Para calcular el euríbor se tiene en consideración el plazo de vencimiento de cada una de las transacciones realizadas en el mercado interbancario. 

Euríbor Plus: nueva fórmula de cálculo

No es que existan dos tipos de Euríbor diferentes, tan solo, que desde el año 2020 se ha implementado una actualización del Euríbor, que se conoce como Euríbor Plus. Esto más que implicar una nueva forma de calcular el Euríbor supone una nueva forma de obtener la información para poder obtener su valor. 

El EMMI es el encargado de realizar el cálculo del Euríbor Plus, un ejercicio que se realiza al exigir a ciertas entidades financieras el envío diario de los que estos han aplicado el día anterior en todas aquellas operaciones con un valor superior a 20 millones de euros. En este cálculo también se descartan las operaciones con el 15% con los valores más altos y el 15% con los porcentajes más bajos. 

¿Cómo se calcula el euribor?

 

Historia del Euríbor

Se implementó en 1999, dando el primer registro en enero de ese año. Durante estos 23 años ha estado la mayor parte del tiempo en positivo, registrando una media de +1,757%. Como curiosidad, cabe destacar que en su primer mes el dato recogido lo situó en un +3,062%. 

Antes del Euríbor ya se utilizaban otros sistemas, en el caso de España estaba implementado el MIBOR, mientras que en Francia, por ejemplo, el PIBOR. Es decir, cada mercado utilizaba unos tipos de referencia propios. 

Factores que influyen en su evolución

Es difícil pronosticar la evolución del Euríbor, ya que son diversos los factores que pueden influir y condicionar su evolución. Las subidas y bajadas de este indicador pueden darse por las decisiones económicas que tome el Banco Central Europeo, que tiene como objetivo mantener la estabilidad de los precios en la eurozona.

La circulación de dinero también afecta el estado del Euríbor, puesto que si la economía está en movimiento, el crédito fluye y, por lo tanto, sus niveles bajan, mientras que ante un escenario de baja circulación de capital los niveles del Euríbor tenderán a subir. Otros factores externos pueden ser: la situación de los principales mercados bursátiles, el precio del petróleo, la inflación, la cotización de divisas como el euro o el dólar y la inestabilidad política. 

¿Cómo afecta a tu hipoteca?

Con todo lo comentado hasta ahora, ya puedes haberte hecho una ligera idea de la importancia del Euríbor y de como este afecta a tu hipoteca. Y es que, en caso de elegir una hipoteca con un tipo de interés variable, tu préstamo hipotecario estará ligada a las revisiones periódicas del valor del Euríbor, que se realizan para adaptarla al estado actual de la economía. Esto significa que en caso de que los niveles del Euríbor disminuyan, también lo harán los intereses de tu hipoteca y, por tanto, de tu cuota. En caso de aumentar se dará un escenario opuesto. 

El elegir una hipoteca con un interés variable ofrece ciertas ventajas y desventajas, que van ligadas -evidentemente- a la evolución del Euríbor

Ventajas

  • Intereses bajos de inicio: es importante puntualizar que dependerá del escenario económico y, en consecuencia, de los niveles que presente el Euríbor. Como hemos comentado anteriormente, en caso de una bajada del Euríbor podrías aprovecharte de la situación y ver reducido el pago de la cuota mensual de tu hipoteca. 

Desventajas

  • Incerteza: el hecho de que estés sujeto a las variaciones del Euríbor puede suponer una desventaja, ya que no podrás prever el coste final de la hipoteca. Es posible verse ante un escenario en el que el Euríbor entra en un rally de subida de sus valores. 

Contrata tu hipoteca acompañado de un experto

Solicitar una hipoteca es una de las decisiones más importantes que uno puede tomar en su vida. Es por esta razón que, es aconsejable dejarse acompañar por un experto del sector que te guíe a la vez que te resuelve dudas y te ofrece soluciones adaptadas a tu perfil. 

En Helloteca estamos especializados en el producto hipotecario, ya que únicamente nos dedicamos a las hipotecas, es por este motivo que, nuestros analistas son auténticos expertos hipotecarios, que destacan por trabajar de forma digital lo que agiliza el trámite y por acompañarte durante todo el proceso lo que te permite tomar la mejor decisión con la mayor de las confianzas. ¡Nuestro servicio es a éxito, es decir, no pierdes nada por probarnos!