La nota simple es un documento clave en cualquier operación de compraventa inmobiliaria

Nota simple: qué es y cuál es su valor

¿Has intentado, alguna vez, hacer una lista con todos los documentos que aparecen a lo largo de un proceso de solicitud de hipoteca? Si son más de 100 días de media… puedes calcular que son… entre varios y muchos documentos. Pero, la verdad es que más allá de la cantidad de informes y otros papeles que deberás tramitar hay algunos que son realmente importantes, como por ejemplo, la nota simple.

Alerta, que su nombre no te confunda, ya que es un documento informativo imprescindible en cualquier operación de compraventa. 

¿Qué es la nota simple?

Como acabamos de comentar es un documento informativo imprescindible para la solicitud de tu hipoteca. Pero, ¿por qué la nota simple es tan relevante? El motivo es sencillo, te permite conocer el estado del inmueble en el que estás interesado. Es decir, información relacionada con su ubicación; quienes son los propietarios; si existe alguna carga sobre la vivienda; y una descripción de la misma. 

Lo más destacado es la propia esencia de este documento, ya que la nota simple aporta seguridad jurídica sobre la finca que se va a comprar. Y es que, la única manera de saber quien es el propietario de la vivienda (no tiene por qué ser el vendedor) es a través de una nota simple registral. 

Nota simple: su valor

Su importancia radica en que la información comentada anteriormente puede que el vendedor la omita o no te la haya facilitado. Saber quienes son los propietarios o, sobre todo, poder saber si existen cargas como por ejemplo, una hipoteca detrás, son detalles que debes de conocer antes de adquirir esa vivienda. 

El valor de la nota simple no se encuentra, únicamente, en la información que te puede aportar como comprador, sino que vas a necesitar disponer de ella para iniciar la tasación del inmueble. Recuerda que al solicitar una hipoteca es necesario poder tasar la propiedad para conocer su valor y así conseguir la financiación necesaria. Es por este motivo que la nota simple tiene que estar actualizada, por lo que deberá de tener una validez de 3 meses como máximo. 

¿Cuáles son los datos que aparecen?

Se llama Nota Simple al tratarse de un documento con información básica, aunque los datos que aparecen son de gran valor e importancia. Estos se estructuran en una serie de campos, que son los siguientes:

Información sobre la vivienda 

En ella se detalla la superficie útil, la superficie construida, el número de referencia en el catastro y tanto su identificación como su localización. 

Titularidad del inmueble

El vendedor no tiene por qué ser el mismo propietario y puede darse el caso de que no exista un único propietario, sino más de uno. En el caso de haber varios propietarios en la nota simple se indica el porcentaje de participación que tiene cada uno de ellos sobre la propiedad

Cargas del inmueble

Como cargas se entiende todas aquellas deudas, hipotecas, demanda y embargos vinculados con la vivienda, como también afecciones o afectaciones fiscales. 

Hipotecas

Poder saber si sobre esa propiedad pesa una o varias hipotecas es, sumamente, importante, por lo que esta información se detalla en un subapartado aparte. En la información que aparece redactada podrás ver con que banco está firmada; el importe principal; y si afecta a la totalidad de la vivienda o a una parte, entre otras. 

Es primordial saber si hay una hipoteca detrás de esa vivienda a la hora de comprar el inmueble por una sencilla razón: en caso de comprar la vivienda sin tener constancia de que hay un préstamo hipotecario el banco puede hacerse con la finca en un escenario de impagos. Es por este motivo que, en la mayoría de los casos, el comprador pacta un precio con el vendedor para comprar la casa, descontando una cantidad pactada para cancelar la hipoteca. 

La nota simple aporta información jurídica y fiscal sobre la vivienda elegida

Proceso solicitud de una nota simple

Su solicitud no es complicada e, incluso, ofrece diferentes opciones. Puedes optar por acudir presencialmente al registro de la propiedad, aportando toda la documentación necesaria, o hacer la petición a través de la página web del Registro de la Propiedad

¿Qué datos debes aportar en la solicitud de la nota simple?

Para poder solicitar la nota simple es necesario poder facilitar alguno de estos datos básicos, pero esenciales, que son: 

  1. El número finca registral y el número de registro de la propiedad
  2. Su localización física
  3. Datos del titular o titulares
  4. La referencia en el catastro

¿Cuándo debes pedir la nota simple? 

Se debe de pedir, y así lo estipula el artículo 221 de la Ley Hipotecaria, siempre y cuando exista un interés real en la compra de la vivienda. ¿Eso quiere decir que puedes solicitarla en cualquier momento? Si, pero es recomendable tramitarla en el momento oportuno. Hay varios puntos en el proceso en que es necesario disponer de la nota simple como:

  • Antes de firmar el contrato de arras: para saber que el vendedor es el propietario y si existen cargas sobre la vivienda
  • Antes de firmar la hipoteca con el banco: debe de tener menos de 3 meses de antigüedad
  • Antes de la firma con el notario: la nota simple debe de estar actualizada
  • Una vez has comprado la casa, para verificar que apareces como titular 

¿Cuánto cuesta solicitar una nota simple?

No podemos darte un precio cerrado, ya que depende de dónde y cómo la solicites el precio será uno u otro. Aun así, el precio orientativo es de algo más de 3€ al solicitarlo en el Registro de la Propiedad y de 9€ si la gestión se realiza de forma online.

Helloteca: te ayudamos con la Nota Simple

Ha quedado claro que la nota simple es un documento de gran valor y fundamental para ejecutar una operación de compraventa y es a causa de su importancia que es clave realizar una correcta gestión. En Helloteca contamos con un equipo de expertos analistas hipotecarios digitales que, además de acompañarte durante todo el proceso, te ayudan en la revisión de la nota simple para así saber: el estado, las cargas y limitaciones de la vivienda que hayas elegido. Es decir, informarte sobre toda la información de valor que aporta. Una gestión que se vuelve aún más cómoda, ya que se realiza de forma online, sin que tengas que salir de casa. ¿Te interesa solicitar tu hipoteca a través de uno de nuestros expertos hipotecarios digitales?