Solicitar un periodo de carencia puede ser una opción interesante si realmente necesitas darle un respiro a tu economía familiar

Periodo de carencia: duración y qué es

Hay veces que tomarse un respiro puede ser entre una necesidad y una obligación. En la vida de una hipoteca puede pasarte algo, más o menos, parecido. Y es que, con los años, tu situación económica y el nivel de la economía familiar puede variar, llevándote a considerar como una opción interesante solicitar en tu hipoteca un periodo de carencia. Una opción a tener en cuenta, si ves que te adentras en un escenario en el que existe un riesgo importante de no poder seguir pagando las cuotas mensuales. 

Hipoteca con periodo de carencia: ¿qué es?

En España, la media estipula que se necesitan algo más de 20 años para terminar de pagar el préstamo hipotecario, por lo que es muy posible que en algún momento de la vida del préstamo tu situación económica se haya visto modificada y necesites reducir o aplazar las cuotas de manera temporal y momentánea. Es por este motivo que, solicitando un periodo de carencia de tu hipoteca, podrás hacer frente a las dificultades económicas que puedas estar atravesando en ese momento. 

El periodo de carencia se produce siempre y cuando el banco apruebe la solicitud. Esta aprobación depende de la política interna del banco y de la revisión y análisis de tu situación personal. 

¿Cuánto puede durar el periodo de carencia?

Al depender de la política interna de cada entidad bancaria, no existe una normativa genérica y, por lo tanto, una única respuesta. Sí que es cierto que en la mayoría de los casos, el periodo de carencia va desde unos pocos meses hasta un máximo de 5 años. El periodo de carencia también vendrá determinado por las propias condiciones de la hipoteca. Es importante remarcar que los bancos no están obligados a ofrecer esta alternativa. 

Hipoteca con carencias: cuando solicitarla

Hay que valorar muy bien todas las opciones y como va a repercutir en tu economía el solicitar un periodo de carencia de tu hipoteca. ¿El motivo? Solicitarla encarece el precio final del préstamo hipotecario, ya que una vez haya finalizado este periodo de carencia se volverá a las condiciones inicialmente pactadas con la entidad, lo que significa que se deberán abonar más intereses, pues el capital pendiente se habrá visto incrementado. 

Cuando puede ser interesante solicitar un periodo de carencia

Los motivos que te pueden llevar a terminar solicitando una prórroga del pago de tu hipoteca pueden ser diferentes, aunque estos son los más habituales: 

  • Dificultad de seguir pagando la hipoteca: el banco puede preferir facilitarte esta opción antes de iniciar una ejecución hipotecaria. Además, te permite ganar tiempo y mejorar tu situación económica
  • Cambio de vivienda: si posees una vivienda y deseas venderla una vez ya hayas adquirido una nueva, puedes solicitar un periodo de carencia para no estar pagando dos hipotecas a la vez

 

El periodo de carencia puede ser una opción a tener en cuenta si tienes dificultades para seguir pagando la hipoteca

Tipos de periodo de carencia hipotecarias

Llegado a este punto ya ha quedado claro que solicitar un periodo de carencia viene a ser un tiempo muerto, aunque existen diferentes modalidades. Y es que, dentro de este tiempo muerto, puedes solicitar no pagar las cuotas en su totalidad o una parte de ellas. 

Hipoteca con carencias total

Se deja de pagar la hipoteca en su totalidad. Es decir, ni el capital ni los intereses durante el tiempo que se pacte con la entidad bancaria. Esto también significa que los intereses que se dejen de pagar se sumarán y se repartirán en las siguientes cuotas.

Hipoteca con carencia parcial

En este caso, únicamente, se pagan los intereses. Se realiza un cálculo sobre el importe pendiente que se tenía antes de aplicar el periodo de carencia en la hipoteca. 

¿Cómo puede ayudarte Helloteca?

En Helloteca sabemos de qué hablamos cuando se trata de hipotecas. Y es que, somos una plataforma digital especializada en hipotecas. Un hecho que nos permite ir más allá de tramitar y gestionar préstamos hipotecarios y poder garantizar las mejores condiciones.  Unas mejores condiciones que se pueden visualizar en el supuesto que solicites, por ejemplo, un cambio de vivienda y no querer pagar las dos hipotecas de forma simultánea con Helloteca podrías conseguir incluir un periodo de carencia.  ¿Quieres que te acompañemos en el proceso de solicitud de tu hipoteca?