Si vas a comprar una vivienda es importante saber si tiene cargas

Qué es una vivienda libre de cargas?

Uno cuando está a punto de comprarse una vivienda se espera muchas cosas, pero para nada, llevarse una sorpresa económica. Y no, no nos referimos a un cheque regalo, sino todo lo contrario. Es por este motivo que, es ¡super importante! antes de firmar que -entre otras cosas- compruebes si se trata de una vivienda libre de cargas

¿Te acabas de llevar la primera sorpresa, al escuchar ‘vivienda libre de cargas’? Te explicamos en qué consiste y por qué es tan importante, si no quieres que lo que venga después de la compra de tu nuevo hogar sean sorpresas… económicamente desagradables. 

Vivienda libre de cargas: qué es

Nada de sorpresas, así que debes de saber que una vivienda libre de cargas es aquella en que no hay ningún tipo de embargo, deuda, cláusula, hipoteca o derecho que tenga un tercero sobre esa finca como una herencia, por ejemplo. Es decir, sobre ella no recae ningún tipo de deuda pendiente de pago. 

Que exista una carga sobre la vivienda significa que como nuevo propietario puedes encontrarte ante una limitación de uso y de la propiedad. En otras palabras, es el derecho de un tercero sobre esa vivienda y esta carga se puede manifestar de formas diferentes. 

¿Cómo puedes saber si es una vivienda libre de cargas? 

Por si todavía no te ha quedado claro, lo repetimos otra vez: ¡comprobar que se trata de una vivienda libre de cargas! es uno de los primeros pasos que tienes que dar para poder comprar la vivienda con la tranquilidad de saber que no te llevarás ninguna sorpresa económica. 

Dependiendo del tipo de carga que tenga la vivienda, se deberá de actuar de una forma distinta (a continuación te detallamos cada una de las cargas y cómo puedes saber si la vivienda las tiene), pero la forma más sencilla es acudir al Registro de la Propiedad y pedir una Nota Simple.

¿Por qué la Nota Simple? Porque en ella aparecen datos básicos e importantes sobre la vivienda como: nombre del propietario del inmueble; descripción de las características de la vivienda; y cargas. 

Existen diferentes tipos de cargas para la vivienda

Tipos de cargas

Como hemos comentado, las cargas pueden afectar de forma diversa a la vivienda. Unas cargas que pueden agruparse en estos tres grandes bloques. 

  1. Hipotecarias, fiscales o embargos

La carga hipotecaria es la más común. Y es que, la mayoría de viviendas se adquieren a través de una hipoteca. En este caso existen dos escenarios diferentes: uno en que el vendedor cancela su préstamo y tú como comprador solicitas uno nuevo y otra opción, aunque menos común, es llevar a cabo una subrogación de la hipoteca. En el caso del embargo es importante que el vendedor los cancele antes de finalizar la operación de compraventa, ya que de lo contrario como nuevo propietario serían responsabilidad tuya. 

¿Cómo puedes saberlo? Pidiendo una nota simple actualizada en el Registro de la Propiedad. 

  1. Tributarias

Hace referencia a todos aquellos impagos que se deben a la administración pública, como pueden ser el IBI, el ITP, el IRPF o impuestos con el ayuntamiento. Son todos aquellos impuestos que gravan directamente a la vivienda.  

¿Cómo puedes saberlo? Solicitando los últimos recibos pagados del IBI y/o un certificado de estar al corriente de pago del IBI al vendedor.   

  1. Vecinales

Son las deudas que se han generado con la comunidad de vecinos de la propiedad. Estas deudas pueden tener su origen en los recibos de la comunidad de vecinos o con las derramas aprobadas. 

¿Cómo puedes saberlo? Solicitando al Administrador de Fincas o al Presidente de la Comunidad un Certificado de estar al corriente de pago de la Comunidad en el que se detalla que el propietario actual está al corriente de pagos y la información sobre las posibles derramas. 

¿Qué supone comprar un inmueble con cargas?

Supone una sorpresa económica nada agradable: tendrás que hacerte cargo de todas las cargas/deudas que estén inscritas en la vivienda en el Registro de la Propiedad y que el vendedor no haya finiquitado. Es decir, la finca sigue respondiendo por esas cargas. 

Helloteca 

Ahora ya sabes que si estás a punto de comprar un inmueble debes asegurarte de que sea una vivienda libre de cargas, para así evitar sorpresas. Si lo compruebas y está libre de cargas, ahora lo siguiente será obtener la mejor financiación. En Helloteca somos expertos hipotecarios, por lo que podemos garantizarte las mejores condiciones en función de tu perfil. Cuéntanos que necesitas, que nuestros analistas te asegurarán la mejor solución económica.